Cómo cuidar de una gallina ponedora

Cómo cuidar de una gallina ponedora

Desde hace unos años, ha surgido una nueva corriente nostálgica de un modo de entender la vida más auto-suficiente, natural y ancestral. En un entorno cosmopolita y urbano, muchas personas quieren desmarcarse para desconectar del día día marcado por la rutina del trabajo, los estudios y las grandes superficies.

Son muchos, por ejemplo, los que han decidido tener un huerto en casa, aunque sea en un sitio reducido como un balcón. Buscan un tiempo que han perdido y se animan a conectar con la naturaleza dedicando un lugar de la casa al cultivo a pequeña escala, como la cocina, o a gran escala como una mesa de cultivo en el balcón.

En esta misma línea de volver a lo ancestral y a lo natural, hay también los que han optado por tener y cuidar de una o más gallinas ponedoras en un espacio de su casa.

Caseta Milán

Hay gallineros de madera bonitos y cómodos que hacen que estas gallinas estén en buenas condiciones de confort. Es una forma de obtener y comer unos huevos sanos y ecológicos.

Cuidar de una gallina ponedora no representa mucho esfuerzo aunque sí atención y unos mínimos requisitos:

  • > Para que la gallina no deje de poner huevos siempre tiene que tener agua limpia en el bebederocomida en el comedero/tolva (colocar el comedero siempre elevado, a unos 20 cm del suelo para que así no derrochen comida). El pienso puede ser de ponedoras convencional o ecológico certificado.
  • > Que tengan una buena cantidad de horas de luz. Si las gallinas no tienen sus horas de luz suficientes, su cuerpo se ralentiza, duerme más horas y por consiguiente su organismo trabaja menos. No activará el organismo para que ponga huevos.
  • > Que tengan una temperatura adecuada siempre. La gallina tiene que estar a unos 15 grados de temperatura mínima. Si no están a esa temperatura provocará que tengan que gastar más energía para estar a esa temperatura, cosa que repercutirá en la puesta regular de los huevos.
  • > Evitar el estrés. Si la gallina sufre mucho estrés por ruido o por estar demasiado encima suyo, también puede afectar a su puesta de huevos.
  • Huevos perfectos con buenos cuidados > Por otra parte, si vemos que las gallinas ponen unos huevos blandos, podemos solucionarlo añadiendo al pienso del comedero, una aportación de calcio y otros minerales con la Conchilla de Ostra, un producto a base de conchas trituradas. De esta manera la cáscara del huevo saldrá más fuerte.

Si tenemos en cuenta todos estos aspectos tendremos unas gallinas, fuertes y felices que pondrán huevos diariamente.

All comments


Categorías
Categorías
  • Servicio al cliente

    Te resolvemos todas las dudas que puedas tener sobre nuestros productos.

  • Envío gratis

    Envío gratuito (Península y Baleares) a partir de compras superiores a 49€.

  • Pago Seguro

    Haz tu pedido online con toda la seguridad de nuestra pasarela de pago.